Bioimpedanciometría: La nueva forma de saber qué tan saludable te encuentras

//Bioimpedanciometría: La nueva forma de saber qué tan saludable te encuentras

Ser flacuchento no es sinónimo de estar saludable: si un tipo delgado tiene más proporción de grasa que de músculo, estamos ante la presencia de un flaco falso. Y viceversa, también existen los gordos saludables, que tienen más porcentaje de músculo que de grasa.

¿Te entró la duda?

Existen diversos métodos para averiguar en qué categoría estás. Uno muy en boga es la bioimpedanciometría: en pocos minutos, esta tecnología calcula índices que te permiten saber en detalle cómo anda tu salud nutricional.

Su funcionamiento es bien simple: debes subir a una máquina que cuenta con sensores para pies y manos, los cuales emiten señales eléctricas que recorren el cuerpo a través del agua de los tejidos corporales. El proceso dura escasos minutos; luego emite un informe con tu porcentaje de grasa, músculos, hidratación y las calorías consumidas, entre otros datos.

Quienes hacen deporte o estén en tratamiento para bajar de peso deberían hacérselo una vez al mes para evaluar su cuerpo. Está el mito de que el peso es lo fundamental y no es así: hay que ver cómo estamos internamente, si tenemos que bajar la grasa, por ejemplo, porque todo eso afecta el rendimiento deportivo y la efectividad de una dieta. De Io contrario, es difícil saber cómo uno avanza.

Los dispositivos de bioimpedanciometría -antes confinados a hospitales- hoy se han masificado en centros deportivos, gimnasios y clínicas de estética.

Estos instrumentos más asequibles se suman a Ia demanda de la gente que está cada vez más educada en materia de alimentación con fines de estética y salud.

La tecnología detrás de estos aparatos es siempre la misma. Existen de baja, media y alta frecuencia. Los más exactos son los de alta frecuencia, de 500 a 1.000 megahertz, porque evalúan los compartimentos intra y extracelulares. Como consejo, uno debiera preguntar siempre por la precisión de Ia evaluación y pedir que sea interpretada por un especialista para que desarrolle un plan de acción que dé resultados.

Lo ideal es realizarce siempre las evaluaciones en una misma máquina, para tener comparaciones más exactas, ya que las calibraciones de cada una pueden variar los resultados.

Styku futuro de la bioimpedancia: escáner 3D

Hace pocas semanas se comenzó a vender una evolución de Ia bioimpedanciometría. Se trata de Styku, de Healthtech Wellness, escáner corporal en 3D que en sólo 35 segundos mide la composición corporal mediante una qu infrarroja.

¿Cómo funciona?

La persona se sube a una plataforma que gira en 360°, para que la luz pueda escanearla. Tras procesar los datos, Styku muestra el cuerpo en 3D, informa las medidas exactas de Ia figura y estado fitness, y evalúa posibles enfermedades ya que los compara con bases de salud mundiales.

Por ejemplo, si el sujeto escaneado tiene mucha cintura, sufre mayor riesgo de tener un mal cardiovascular. “Permite conocer la silueta de cada uno y si está a dieta o haciendo deporte, saber en qué zonas específicas del cuerpo se perdió grasa o kilos, lo que antes uno Io veía sólo si se sacaba fotos. Acá los datos quedan guardados y se pueden hacer comparaciones para ver Ia evolución”, cuenta Christian Urbina, director comercial de Dispolab, empresa que está vendiendo esta nueva tecnología a centros deportivos y de estética, entre otros.

Fuente: Las últimas Noticias

By | 2017-11-08T03:18:23+00:00 julio 5th, 2017|Prensa|0 Comments

Leave A Comment